Danzas folclóricas paraguayas con residencia en Tetuán

El grupo Paraguay ETE Madrid difunde sus bailes tradicionales

“Súbete un poquito más el ñandutí, estírate más el typoi o acércame el kyguaverá...”, así se expresaba la profesora de baile Daia Volpini con sus alumnas, antes de una actuación. Esta paraguaya de nacimiento, aunque (como delata su apellido) con padres de origen italiano, es la profesora y coordinadora del grupo folclórico Paraguay ETE Madrid. Un conjunto de danza dedicado a la enseñanza y la divulgación del baile tradicional paraguayo, que actuó en una de las fiestas celebradas en el Huerto Urbano de La Ventilla el pasado mes de junio.


Hace ya más de 10 años que Daia reside en nuestro país, y durante todo este tiempo ha sido profesora por vocación y afán filantrópico, puesto que no obtiene ninguna retribución, a excepción de donaciones voluntarias “y del inmenso agradecimiento del público”.


Gracias a sus clases y actuaciones, esta vecina de Tetuán enriquece la multiculturalidad de nuestro barrio. Además, si lo hace de manera desinteresada es porque considera imprescindible “conservar la identidad de su pueblo”. Mario García Siani es el fundador de este grupo de baile folclórico en Paraguay, y quien propone las directrices generales, aunque Daia cuenta con bastante libertad a la hora de organizar sus clases, debido a su dilatada experiencia como profesora en su país.

“Joyas” tejidas a mano

El baile típico que enseña se llama “galopera” y se caracteriza por tener una base instrumental de arpa y guitarra con voz femenina. En cuanto a los vestidos, todos son hechos a mano e importados de Paraguay. Los nombres de cada prenda provienen del guaraní, así que no se pronuncian como se leen en castellano, pero los transcribimos tal cual se escriben: así, el “ñandutí” es la pollera o falda, que se teje con varios diseños, aunque el más utilizado es el Jazmín de Poty, una especie de flor con cuatro pétalos; el “typoi” es la blusa, que conserva el mismo diseño que el ñandutí en las mangas, uniéndose ambas con una faja multicolor con la bandera paraguaya en el centro, y, por último, están los zapatos de cuero con dibujos grabados.


También usan múltiples accesorios: un rosario dorado y los zarcillos de tres pendientes. Se recogen el pelo en trenzas de raíz o en un moño llamado rodete, donde se coloca el “kyguaverá”, que es la peineta.


Finalmente, pero no menos importante, queda aclarar cómo es el baile: una suerte de danza en círculo con un cántaro en la cabeza con el que incluso llegan a acostarse, sin quitárselo, en el suelo. Unas maniobras cuya descripción no podría por larga que fuera compararse con la contemplación en directo de las bailarinas. Por ello nada mejor que informarse a través de su página de Facebook (https://www.facebook.com/grupofolklorico.paraguayetemadrid) de los próximos eventos que preparan. Daia y todas sus compañeras estarán encantadas de seguir dando a conocer esa rítmica muestra de su cultura.

Laura Conde



  Votar:  
Resultado:5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos
  1 voto

Deje un comentario

Para dejar su comentario identifíquese o regístrese.