Las obras del polideportivo de Cuatro Caminos se vuelven a retrasar

El Ayuntamiento de Madrid cederá su gestión a una empresa privada


Durante cuatro años, el Gobierno de Manuela Carmena arrinconó las obras del futuro Centro Deportivo Municipal en Bellas Vistas, si bien justo antes de las elecciones lanzó su licitación, con el objetivo de que los trabajos comenzaran el pasado verano. No ha ocurrido: según denunció la concejala de Mas Madrid, Esther Gómez Morante, la nueva Junta de Gobierno ha decidido anular el procedimiento, que ahora será evaluado por el Área de Obras y Equipamientos. Por el momento se desconoce cuándo se iniciaran las obras de un proyecto que aguarda su turno desde 2014.

Lo que sí está claro es que la gestión del citado polideportivo será indirecta, retomando así la idea inicial del proyecto del PP para este espacio. Así lo señaló la delegada de Deportes, Sofía Miranda, durante la pasada Comisión del ramo. Es decir, se adjudicará la construcción a una empresa privada, a cambio de una concesión para su gestión que puede ir de 25 a 50 años.

Miranda argumentó esta concesión en el ahorro que supondrá para el Consistorio: “Los madrileños se van a ahorrar 10 millones de euros, y encima van a tener un Centro Deportivo Municipal en Cuatro Caminos, mientras ese dinero se podrá invertir en políticas deportivas, culturales y sociales”.

Un modelo indirecto de gestión que el equipo de gobierno municipal replicará en todos los centros deportivos que se construyan durante los próximos años y que, según Gómez Morante, busca “privatizar la gestión deportiva de la ciudad y que no ha funcionado”, criticó, poniendo como ejemplo “el polideportivo de Chamberí, que tiene a 600 personas en lista de espera desde agosto de 2015”.

La delegada de Deportes replicó que este sistema de colaboración público-privada “nada tiene que ver con privatizar el servicio: los centros siguen siendo públicos, se mantienen los precios, responden a las directrices dictadas por el Área, y tendrán una supervisión adecuada; pero además permitirá una agilidad que el anterior equipo de gobierno no tuvo, cuando prometieron nueve polideportivos y no ejecutaron ninguno”.

El centro deportivo previsto en Bellas Vistas se situará en una parcela dotacional de 1.412 metros cuadrados en Bravo Murillo, 107. El proyecto aprobado hace unos meses lo dividía en seis plantas, en las que se repartían una piscina climatizada, salas de máquinas y usos múltiples y un solárium en la cubierta, además de un espacio a la entrada de uso común, que serviría asimismo para facilitar una salida a la plaza desde el Centro Sociocultural José de Espronceda. Tras la anulación del procedimiento, por el momento se desconocen cuáles serán los cambios de un proyecto enquistado y en el que lo único seguro es que aún tardará más tiempo en poder ser disfrutado por los vecinos.

  Votar:  
Resultado:5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos
  1 voto

Deje un comentario

Para dejar su comentario identifíquese o regístrese.