Iguazú Cocktail Club: parrilla argentina y cócteles entre amigos

El local de la calle de Teruel cumple 10 años en el barrio


El día que por primera vez abrió las puertas de Iguazú, Alberto Venialgo no soñaba con que, una década después, seguiría haciéndolo cada día, y con tanto éxito: “El único secreto es trabajar duro, todos los días. En la cocina, en la barra, donde haga falta”, explica el propietario de este restaurante-coctelería situado en la calle de Teruel, 16, y que abre todos los días de 12 de la mañana a 12 de la noche.

Iguazú es una parrilla argentina especializada en carne de primera calidad hecha a la brasa y comprada en el barrio, con platos como milanesa o napolitana, que cuenta con un menú diario, pizzas y unas estupendas empanadillas, “que tenemos siempre y damos de aperitivo”, explica Alberto. El postre estrella viene también del otro lado del Atlántico: “Gusta mucho nuestro panqueque, una crepe de dulce de leche acompañado con dos bolas de helado, para dos personas”, añade.

Además, en los últimos años el negocio se ha especializado en coctelería, gracias a la experiencia previa de seis años como barman y somelier de su dueño: “Ofrecemos los combinados clásicos y de más éxito, como el mojito, el pisco, la piña colada o la caipiriña, también alguno con vodka, lima y azúcar morena, aunque cada año vamos renovando la carta, sobre todo con frutas naturales. Por ejemplo, el mojito te permite jugar con la fruta de temporada, como las fresas, o también con mango o kiwi, que tenemos casi todo el año”, si bien Alberto reconoce que sus favoritos son los combinados más secos, “como el Margarita o el Garibaldi, que lleva zumo de naranja, campari y un poco de ginebra”.

Pero por si algo es conocido Iguazú es por la fidelidad de su clientela, que después de todo este tiempo considera ya tanto el local como su amplia terraza un punto de encuentro cercano y acogedor donde quedar con sus amistades y familia, como puede comprobarse en su Instagram. Todo ello gracias a la cercanía en el trato de Alberto, que cuenta con muchos amigos entre los habituales del local, que puede además reservarse para eventos, fiestas y aniversarios, en los teléfonos 91 579 48 03 y 626 459 514.

Camarero “de toda la vida”, Alberto regentaba una hamburguesería propia en su Argentina natal, cuando le surgió la oportunidad de venir a Madrid, donde aterrizó con la idea de abrir su propio negocio. Tras varias ocupaciones, un día de 2012 llegó a Tetuán por casualidad y conoció el local de la calle de Teruel donde acabaría instalando su parrilla: “Me gustó todo, el sitio y la zona, tenían algo especial, y hasta hoy, que me siento muy identificado con el barrio”.


  Votar:  
Resultado:4,9 puntos4,9 puntos4,9 puntos4,9 puntos4,9 puntos
  8 votos