"ES UNA TRAMA MUY BIEN URDIDA ENTRE EL BANCO PASTOR Y LA INMOBILIARIA PROMOCIONES Y OBRAS TIZIANO"

Susana Ochovo, presidenta de la Asociación de Afectados por el PERI Tiziano-Dulcinea (APETIDU)

El Plan Especial de Reforma Interior (PERI) de Tiziano-Dulcinea, iniciado hace 16 años y delimitado por las calles de Bravo Murillo, Jaén, Dulcinea y Teruel, no vislumbra su final. Un centenar de familias se han quedado sin vivienda, por una presunta estafa urdida entre la inmobiliaria Promociones y Obras Tiziano –antes Somersen– y el Banco Pastor, que se ha quedado con los terrenos de los afectados. La presidenta de APETIDU, Susana Ochovo, explicó a “Tetuán 30 días” cómo están viviendo la situación y lo que les aguarda.

T30d: Desde el inicio de este PERI, ustedes decidieron confiar en una Junta de Compensación, cuando otros vecinos decidieron apostar por la expropiación y hoy ya están realojados. ¿Por qué optaron por esta vía?

R: Hubo 46 personas que decidieron ir por expropiación pactada con el Ayuntamiento porque no tenían la capacidad económica que había que aportar a la Junta de Compensación. Al principio, tuvimos que ingresar una cantidad de dinero para que esa Junta fuese adelante. Además, al estar promovida por vecinos implicados en el tema, no podíamos sospechar que nos fuesen a traicionar vendiendo esta sociedad a espaldas nuestras. Aparentemente eran solventes y nos dijeron que se encargarían de hacerlo todo, a través de la inmobiliaria Courbasa. Por eso, 100 familias propietarias apostamos por la Junta de Compensación.

T30d: ¿Cuándo empezaron a pensar y a sospechar que la actuación urbanística no iba por buen camino?

R: En el año 2005. Hemos estado 10 años completamente engañados, diciéndonos que el problema era que el Ayuntamiento no concedía las licencias para construir los edificios. Y como veíamos que los bloques de los inquilinos sí que se estaban haciendo, creíamos que el PERI se estaba desarrollando con normalidad. Pero nunca pensamos que había una ‘mala gestión’ por parte de Courbasa. De hecho, no nos notificaron que esta empresa fue vendida en 2003 a otra inmobiliaria, Somersen, y nos enteramos a posteriori por una carta que nos llegó a casa, en la que ponía que se subrogaba a todos los derechos y obligaciones que tenía Courbasa con nosotros. Me di cuenta de lo que pasaba cuando haciendo los trámites para la adjudicación de la herencia de mi padre, el piso tenía un embargo de Hacienda de 130 millones de las antiguas pesetas [781.315 euros]. Lo investigo y descubro que es por el impago del IVA, que se ha incumplido por parte de la Junta de Compensación. Afortunadamente, pude resolver el problema, pero cuando acudo al Registro de la Propiedad me entero de que todas las parcelas y todos los pisos tienen una hipoteca por 48 millones de euros, ya en ejecución. Doy la voz de alarma al resto de vecinos, en cuyas escrituras no constaban por ninguna parte las cargas de sus casas. Y así lo descubrimos todo.

T30d: ¿Qué sensaciones y sentimientos tuvieron en esos momentos?

R: Nos sentimos estafados y desprotegidos socialmente, porque pensábamos que el Ayuntamiento estaba vigilando lo que se hacía en el PERI, pero ahora resulta que ha estado mirando a otro lado durante 16 años.

T30d: ¿Cuáles fueron sus primeras acciones, tras conocer la realidad?

R: El primer paso fue escribir una carta a la concejal-presidenta de Tetuán [María Dolores Navarro] y esperé tres meses. Como no me contestó, decidí asistir a un Pleno de la Junta Municipal, y ahí me di cuenta de que no tenían ni idea de este PERI. Quien sí me atendió fue María Teresa Hernández, concejala-portavoz del PSOE, y no se podía creer la situación a la que se había llegado.

T30d: ¿Qué papel está jugando el Banco Pastor en toda esta trama?

R: Es incomprensible cómo el Banco Pastor concedió un préstamo personal a dos años de 77 millones de euros al propietario de la inmobiliaria, quien días antes de la concesión puso los terrenos de este PERI de 34.000 metros cuadrados a su nombre, por lo que los jueces tendrán que dilucidar la implicación de éste, junto al responsable de hacer la operación en el Banco Pastor, en los presuntos delitos de levantamiento de bienes, delitos societarios e insolvencia punible. El Banco Pastor, con su figurada apariencia de tercer hipotecario de buena fe, tendrá que explicar en los tribunales como se pasó por alto la reserva de 48 millones de euros en las cuentas mercantiles de Somersen para los aportantes, o la especificación de todos los compromisos adquiridos en el Proyecto de Compensación, nuestras aportaciones, nuestros contratos…Y eso es lo que ha sucedido.

T30d: Finalmente, y después de subastarse los terrenos, ¿tienen todavía esperanza?

R: Sí. Estoy segura de que vamos a recuperar lo que es nuestro. Vamos a recurrir, y si es necesario acudir a Estrasburgo lo haremos. Lucharemos hasta el final y demostraremos ante la justicia que hay intereses políticos, económicos y especulativos en Tetuán. La verdad sólo tiene un camino. Únicamente pedimos que la justicia acelere nuestro caso porque hablamos de personas de más de 80 años, algunas de las cuales ya han fallecido. Y merecen morir tranquilas sabiendo que les tienen que dar sus casas. Es cierto que somos como David luchando contra Goliat, pero hemos investigado todo a fondo y es muy importante que nos dejen demostrar que ha sido una trama muy bien diseñada por gente con poder, que ocupa puestos estratégicos. Evidentemente, sin importarles lo más mínimo el gravísimo atropello social que se ha cometido con 100 familias de Tetuán.

JUAN CARLOS M. J.


  Votar:  
Resultado:0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos
  0 votos