Un burdel, una disco-sauna y una fiesta ilegal: tres desalojos en Tetuán en cinco días

La Policía interviene en menos de una semana en tres espacios del distrito con exceso de aforo donde se desarrollaban reuniones privadas y ocio nocturno no permitido


Dos pisos particulares transformados en local de copas y prostíbulo, una sauna que funcionaba como discoteca sin licencia y un restaurante donde se celebraba un multitudinario bautizo nocturno. Los dos primeros no contaban con la licencia pertinente, en ninguno se respetaban las medidas sanitarias, y todos superaban por mucho el aforo permitido. Los tres han sido desalojados por la Policía de Tetuán con apenas cinco días de diferencia.

El primero llegó el pasado sábado, de madrugada, cuando dos agentes de paisano de la Policía Municipal fueron abordados en la calle del Marqués de Viana por un hombre que se presentó como relaciones públicas y vigilante y les animó a subir a dos pisos situados en el número 11 de la citada calle, donde podrían encontrar “alcohol, chicas y fiesta”.

Al subir a la tercera planta, los policías se encontraron con más de 70 personas a la entrada y dentro de ambos apartamentos, contiguos y que funcionaban como local de copas sin licencia y burdel clandestino. Ninguna de las personas cumplía las medidas sanitarias de distanciamiento, ni llevaban mascarillas.

La zona de copas contaba con luz tenue y música, estaba atestada de clientes en taburetes y mesas altas, sin guardar la debida distancia de seguridad, y eran atendidos por una camarera. En el otro piso, una treintena de mujeres ejercían presuntamente la prostitución.

Los agentes pusieron 75 multas a clientes y “empleados”, y denunciaron al encargado por infringir la Ley de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas, al desarrollar una actividad especial sin ningún tipo de licencia, además con exceso de aforo. La Policía investiga si pudiera además imputarle un delito grave contra la salud pública.

Bautizo multitudinario  en un restaurante coreano

Un día después, el domingo 6, la Policía desalojaba un restaurante coreano situado en la calle de Palencia, donde se habían reunido hasta 67 personas para celebrar un bautizo, en un recinto con aforo para 20. Un vecino fue quien alertó a la Policía, tras ver cómo no cesaba de entrar gente en el citado local hasta que en un momento dado cerraron la persiana sin que nadie hubiese salido.

73 personas en una discoteca clandestina de Azca

Apenas tres días después, la madrugada del pasado jueves, agentes de la Policía Nacional desalojaban un nuevo local por exceso de aforo, en esta ocasión una sauna ubicada en los bajos de Azca que actuaba como discoteca, y en la que se encontraban 73 personas.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 4:30 horas cuando, tras realizar las comprobaciones pertinentes, los policías accedieron al local, con licencia de sauna, y en cuyo interior se celebraba una multitudinaria fiesta.

Los agentes procedieron entonces a desalojar a las 73 personas que se hallaban en su interior, a los que se les levantó acta de propuesta de sanción por no respetar las medidas para evitar la propagación de la covid-19, que no permiten reuniones privadas de más de 10 personas, y obliga al uso de mascarilla y distancia de seguridad.


  Votar:  
Resultado:5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos
  2 votos

Deje un comentario

Para dejar su comentario identifíquese o regístrese.