La Fundación Germina, dedicada a la atención socioeducativa, abre sus puertas en Tetuán

Con una tradición solidaria de más de 15 años en Cataluña, la Fundación Germina desembarca en Madrid, en Tetuán, con dos edificios de nueva construcción pensados para que los más jóvenes del distrito puedan participar en los programas que están poniendo en marcha.

El primero de ellos, en la calle del Cactus, 49, abrió sus puertas el pasado mayo y alberga dos actividades: el Programa Infantil, destinado a los niños que cursan estudios de Primaria, con edades entre los 5 y los 12 años, y un segundo programa diseñado para adolescentes hasta 16 años. Ambos están enfocados a brindar una atención socioeducativa a niños y adolescentes después de que finalicen sus clases.

Esta atención se lleva a cabo mediante un acompañamiento diario, destinado a mejorar sus aptitudes y actitudes a todos los niveles, incluyendo el refuerzo escolar para aquellos que necesiten mejorar su rendimiento académico. Para lograr esta mejora, los miembros de la Fundación Germina mantienen una estrecha coordinación con los tutores de los respectivos centros educativos, lo que les permite incidir en los aspectos y materias que, a nivel individual, es más necesario trabajar.

El edificio de Cactus ha sido diseñado para transmitir un ambiente acogedor, donde niños y jóvenes pueden sentirse como en casa. En la planta de entrada cuenta con una moderna cocina que profundiza en la sensación hogareña y donde cada semana se organizan talleres de cocina, no solo con niños y jóvenes, sino también con sus familias, favoreciendo así su integración en las dinámicas de la fundación.

El centro recibe cada día a los niños y jóvenes que acuden entre las cuatro y las cuatro y media de la tarde. Durante tres horas participan en las actividades, que están divididas en tres momentos. Al llegar tienen un espacio de bienvenida y descanso, y, como tampoco se descuida la potenciación de hábitos saludables en alimentación e higiene, la Fundación Germina ofrece una merienda sana, donde se aprovecha para reforzar su autonomía, ya que son los propios niños y jóvenes los responsables de preparar su merienda. A continuación, hay un tiempo para el trabajo, los estudios y los deberes. Finalmente, la tarde termina con la realización de diversos talleres, donde tienen cabida los deportes, las manualidades, la horticultura, la inteligencia emocional, las aptitudes artísticas…

El tercer programa se enfoca a los jóvenes a partir de los 16 años. Este programa tiene como objetivo acompañarles y apoyarles, en el difícil momento de decidir cuál va a ser su futuro y a qué quieren dedicarse, al mismo tiempo que se les anima a “elevar” sus expectativas vitales. Para este tercer proyecto está en construcción un edificio en la calle de Algodonales, que esperan inaugurar en breve.

En la actualidad, el equipo con el que cuenta la Fundación Germina en Madrid está integrado por cinco profesionales, un número que se incrementará con la apertura de la nueva sede. También cuentan con algunos voluntarios, aunque esperan que, a medida que se vaya conociendo su proyecto, sean más los que se animen a colaborar con la fundación. Seguro que los vecinos de Tetuán querrán sumarse a esta gran labor.

  Votar:  
Resultado:3,8 puntos3,8 puntos3,8 puntos3,8 puntos3,8 puntos
  5 votos

Deje un comentario

Para dejar su comentario identifíquese o regístrese.