Arrancan las obras del primer tramo del carril bici de La Castellana

Discurrirá entre Plaza de Castilla y Raimundo Fernández Villaverde, y estará listo en un año


El pasado abril comenzaron los trabajos de construcción del carril bici del paseo de la Castellana, y lo hicieron por el tramo más largo: el que discurrirá entre Plaza de Castilla y Raimundo Fernández Villaverde, que comprende el 31 % de toda la actuación. Las obras, que extenderán un carril unidireccional en cada sentido con una longitud conjunta de 4,5 kilómetros, tienen una previsión de finalización de 12 meses y un presupuesto plurianual de 4 millones de euros.

Cada una de las dos vías ciclistas unidireccionales tendrán aproximadamente 2,2 kilómetros y una sección transversal media de dos metros, que se situará entre cada bulevar y la vía lateral. En este espacio se llevará a cabo una reordenación de la banda de aparcamiento, por lo que los trabajos no afectarán a los bulevares, los carriles bus ni la vía central, y la capacidad circulatoria existente en la vía se mantendrá sin alteraciones. Además, se conservará el mismo número de carriles actuales, salvo en el lateral oeste –el más cercano a Tetuán– del entorno de Plaza de Castilla, y en la zona de túneles de Azca, donde el proyecto incluye una remodelación viaria.

Tras esta primera fase se ejecutarán los otros cinco tramos previstos del carril, que extenderán la infraestructura hasta la Glorieta del Emperador Carlos V, en Atocha, y cuyos trabajos el Ayuntamiento de Madrid espera iniciar en abril de 2023. En total, el carril bici de La Castellana contará con 13 kilómetros de vía unidireccional y segregada, esto es, 6,5 kilómetros en cada una de las direcciones.

Cuadruplicará los viajes en bici

El Área de Medio Ambiente estima que el nuevo carril permitirá incrementar hasta los 4.000, los viajes diarios en bicicleta en este eje, 3.000 más de los que se registran en la actualidad, y que se producirá un trasvase del vehículo privado y moto a la bici de hasta 1.400 viajes diarios. Además, se prevé que contribuya a disminuir hasta en un 10 % los desplazamientos que se hacen ahora en coche o moto.

El proyecto incluye también el acondicionamiento de aceras y la creación de nuevos itinerarios que incrementarán en más de 27.000 metros cuadrados la superficie peatonal en un espacio como La Castellana, que recibe 56.000 desplazamientos peatonales diarios. Además, se habilitarán cinco nuevos pasos de cebra y se ampliará el carril bus con seis nuevos kilómetros adicionales.

  Votar:  
Resultado:5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos
  1 voto

Deje un comentario

Para dejar su comentario identifíquese o regístrese.