Los “ángeles de la guarda” de la conciliación laboral llegan a Tetuán

La Fundación Acrescere implanta en el distrito un novedoso servicio de apoyo a familias de baja empleabilidad


La Fundación Acrescere acaba de poner en marcha en nuestro distrito el servicio de atención a menores “Ángel de la Guarda”, que presta apoyo a familias de baja intensidad de empleo, monoparentales de renta baja o mujeres en riesgo de exclusión social y con hijos pequeños al cargo, con el objetivo de facilitar que puedan mantener sus trabajos sin desatender el cuidado de los menores. Hace unos días se abrían las puertas a los primeros niños en el piso en la calle del Cactus donde esta institución sin ánimo de lucro ha estado trabajando los últimos meses.

El espacio está pensado para niños de 0 a 6 años, y ofrece tres turnos de asistencia –mañana, tarde y noche–, con un máximo de 10 niños por turno. “No es una guardería ni una escuela infantil”, comenta Nayara, coordinadora del servicio, “aunque muchos padres lo llamen así, sino un centro pensado para aquellos progenitores que trabajan y no pueden dejar a sus niños sin escolarizar con nadie, o cuando ya son más mayores y salen del cole”.

El objetivo es que las familias puedan conciliar el trabajo, incluso de pocas horas de duración y distribución irregular, en horarios no habituales o con contratos temporales, sin descuidar a los menores, para lo cual ofrece un horario personalizado que puede llegar a estar abierto 24 horas por día.

Contratos laborales cortos y en horarios incompatibles

En el actual contexto, las personas con baja cualificación y cargas familiares no pueden acceder al mercado de trabajo, lo que genera situaciones de pobreza severa. Y cuando acceden a empleos, suelen ser con contratos de corta duración y en sectores como limpieza, hostelería, comercio… con horarios incompatibles con la atención de un bebé o menor.

“En muchos casos, la necesidad hace que acepten estos trabajos, lo que conlleva un riesgo de desatención de los menores, que quedan al cargo de vecinos o amigos y, en ocasiones, solos en el hogar familiar durante horas”, explican desde Acrescere, que añaden que las escuelas infantiles no dan respuesta a esta necesidad por varios motivos: entre ellos, un horario restringido, escasez de plazas, o un elevado coste económico.

Por su parte, el servicio “Ángel de la Guarda” es ofrecido sin interés lucrativo por parte de la Fundación, que asume los costes y sólo solicita a los usuarios una contribución parcial de los gastos, que ronda los 50 euros al mes, y que en el tramo de 0 a 3 años es mínima, al estar subvencionado por la Comunidad de Madrid.

El único requisito es que los padres estén trabajando, por lo que tendrán que presentar un contrato, un papel de su empleador o bien un informe de servicios sociales o de alguna entidad. “Intentamos dar todas las facilidades porque es un servicio que está siendo muy necesario en estos tiempos, y la idea es prestarlo al mayor número de personas”, añade Nayara. Los interesados pueden contactar con la Fundación en el teléfono 613 002 977, o bien a través del email servicioconciliacion@fundacionacrescere.org.


  Votar:  
Resultado:5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos
  3 votos

Deje un comentario

Para dejar su comentario identifíquese o regístrese.