EDITORIAL: El sin estado del distrito

Cuando existe un problema o una situación que afecta a todo el mundo, como está ocurriendo con la pandemia que nos asola desde hace meses y que sigue activa y expandiéndose en una segunda ola, es cuando más sentido cobran frases hechas del tipo “La unión hace la fuerza”, “Remar todos en la misma dirección”, “Ser una piña”…, porque doblegar esta otra curva que tenemos encima, y vencer definitivamente al coronavirus, solo lo conseguiremos aunando responsabilidad y sentido común, hasta que la ansiada vacuna sea una realidad.

En este sentido, nuestros políticos parece que no están dando precisamente una lección de unidad; basta con ver el ejemplo que están dando el Gobierno de la nación y el de la Comunidad de Madrid, que escenifican bien a las claras que detrás del tema sanitario hay también otro de carácter ideológico, porque hay otras comunidades que están igual o peor que la madrileña…

Sea como fuere, al menos en el Ayuntamiento de la capital todas las fuerzas políticas se pusieron de acuerdo, aprobando 352 medidas para reactivar Madrid tras la pandemia, y en Tetuán los diferentes grupos políticos, con ideas antagónicas, también fueron capaces de ponerse de acuerdo para ayudar a los vecinos que lo necesitasen repartiendo alimentos, nada menos que 950 menús diarios donados por diversos restaurantes, bares, mercados… A la vista de estos ejemplos tan solidarios, la pregunta es ¿por qué no continúan dando este ejemplo siempre y más ahora?

En el último Debate sobre el Estado del Distrito, celebrado el pasado 1 de octubre, se pudo comprobar que aquella unión fue un espejismo, y hay que recordar que la pandemia no se ha erradicado y, lo que es peor, que nos asola una grave crisis económica. En ese debate se trataron temas muy importantes y necesarios de solucionar en Tetuán: la reforma del paseo de la Dirección, de la Plaza de la Remonta, de Azca, de las obras en el Mercado de San Enrique, el polideportivo de Bellas Vistas…, pero también hubo muchos reproches y sobre todo muchas referencias a otros asuntos que nada tienen que ver con Tetuán, hasta el punto de que en las tres horas que duró, en muchas ocasiones bien podía haberse tratado del Estado de la Comunidad de Madrid.

Y en el Pleno que tuvo lugar a continuación, más de lo mismo: está muy bien aprobar propuestas para arreglar los alcorques o hacer algo con los colchones que se abandonan en plena calle, pero mucho más trascendental en estos momentos es poner en marcha campañas que reactiven nuestro comercio local, el de proximidad; ampliar el personal, tanto en los centros de salud como en los servicios sociales; no bajar la guardia en la ayuda a quienes lo necesitan, y ser responsables para derrotar de una vez para siempre al coronavirus.

Al finalizar ese Estado del Distrito, la concejala-presidenta de Tetuán, Blanca Pinedo, apeló a la unidad y a evitar el enfrentamiento entre los distintos partidos políticos. Y a eso apelamos en ‘Tetuán 30 días’ y si no es así es que no estamos aprendiendo nada. 

  Votar:  
Resultado:0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos
  0 votos

Deje un comentario

Para dejar su comentario identifíquese o regístrese.