Unas 700 familias, hartas de los ruidos y el botellón a la salida de la Discoteca Panda Club

Los afectados exigen que la zona sea declarada de Protección Acústica Especial


Ruidos, griterío, vómitos, orines, botellón, jardineras volcadas, cristales rotos… Esta es la realidad que tienen que soportar 700 familias, de martes a sábado, a la salida de quienes acuden a la Discoteca Panda Club, en la calle de Hernani, 75, y al Marvelous Bar Madrid, en Hernani, 73, a las cinco y seis de la mañana, siguiendo la fiesta en la cafetería Bar Noruega, que hay en Orense, 3: “Llevamos 10 años con este problema. Con el confinamiento y la pandemia se paró todo, pero ahora se ha recrudecido y multiplicado por dos”, asegura Ángel, representante de los vecinos afectados.

Ante una situación “insoportable”, afirma que “nos hemos reunido con la concejal-presidenta de Tetuán, Blanca Pinedo y con el Área de Medio Ambiente, hemos elevado una queja al Ayuntamiento, vamos a reunirnos con el nuevo intendente de Policía Municipal en el distrito y nos constituiremos como asociación para mover todo esto, hasta que nos den una solución”. Incluso, añade que “estamos en contacto con la Asociación de Vecinos El Organillo de Chamberí, puesto que tenemos vínculos en común: ellos tienen el problema en Ponzano y han conseguido, tras solicitarlo ante el Parlamento Europeo, que sea declarada Zona de Protección Acústica Especial (ZPAE), que es lo mismo que exigimos que se haga en las dos manzanas afectadas en Hernani”.

Sin duda, los afectados tienen claro que van a llegar adónde sea necesario: “Este asunto va más allá de la política. Solo pedimos que se tomen medidas y nos solucionen el problema, hasta que sea ZPAE; más presencia policial, controles de alcoholemia, que se limite el número de personas que haya haciendo cola para entrar en las discotecas, que se cierre la terraza que se prohibió tenerla abierta… pero, de momento, el Ayuntamiento mira para otro lado, no les importa que no podamos dormir”, comenta Ángel.

Reacciones políticas

El problema ha alcanzado tal dimensión, que fue objeto de debate en el Pleno Ordinario de Tetuán celebrado el pasado 7 de abril, donde el grupo municipal VOX llevó una proposición relativa a esta situación: “El público que asiste a ambas discotecas continúa la fiesta en la calle de Hernani y adyacentes, lo que se ha convertido en algo insoportable para los vecinos. Por eso, solicitamos a esta Junta de Distrito, o al organismo que competa, que den soluciones a la inseguridad que se genera, reforzando la vigilancia con una mayor dotación policial y realizando un estudio acústico que valore la ampliación de la ZPAE desde Azca hasta esta zona”.

En este sentido, la concejala de Tetuán, Blanca Pinedo, subrayó que, tras reunirse el pasado 24 de marzo con los afectados, “soy perfectamente conocedora de esta situación y llevamos muchos meses trabajando tanto con la agencia de actividades respecto a estas dos discotecas para ver si cumplen con la normativa como en coordinación con la Policía y desarrollando campañas de concienciación para evitar el botellón. De hecho, quien les dio la idea a los vecinos de que planteasen una posible ampliación de la ZPAE fui yo”. A su vez, reconoció que “ambas discotecas están en regla, pueden ejercer esa actividad y cumplen con la normativa vigente, por lo que el problema está a la salida de las mismas y ahí es dónde tenemos que ver la forma de solucionar el problema”.

La proposición fue finalmente aprobada, con los votos a favor del Grupo Vox, del Partido Socialista, el Grupo Mixto y Más Madrid, y la abstención de Ciudadanos y del Partido Popular. Ahora queda tomar medidas para que los vecinos puedan al fin descansar tranquilos, dando pasos para que la zona sea declarada de Protección Acústica Especial.


  Votar:  
Resultado:4,2 puntos4,2 puntos4,2 puntos4,2 puntos4,2 puntos
  5 votos

Deje un comentario

Para dejar su comentario identifíquese o regístrese.