TRIBUNA: Valorar un patrimonio inmaterial de Tetuán

En trance de constituirse la nueva Junta Municipal del distrito de Tetuán, parece oportuno recordar, o hacer saber a los correspondientes mandatarios, algunas actuaciones y acuerdos de anteriores periodos que no han tenido la debida atención y continuidad. Me refiero especialmente a los emanados de los anteriores Consejos Territoriales, que al menos en Tetuán fueron bastante eficaces y tuvieron también su participación, quizá más inclusiva que los actuales Foros. Es naturalmente opinión personal, pero avalada por la experiencia de haber estado integrado en los dos sistemas; espero una adecuada reestructuración, que mantenga operativo ese necesario espacio para la voluntad vecinal.

Desde luego el nuevo Gobierno del distrito habrá de hacer frente a básicas necesidades y urgencias; y las cuestiones culturales, como por lo general viene ocurriendo en los últimos tiempos, pueden quedar relegadas, cuando no olvidadas. Se valoran poco y no se considera que pueden ser también demandas inmateriales, más o menos explícitas, de muchos ciudadanos, porque indudablemente contribuyen a su bienestar.

Tetuán, que desde el inicio de la transición democrática se fue dotando de buenos equipamientos y programaciones culturales, llegando a cotas de un reconocimiento generalizado más allá de su territorio, ha de recuperar ese necesario impulso de iniciativas y de ejecución. Como las que se emprendieron con la aproximación a la obra y figura de significados personajes vecinos del distrito; me refiero especialmente al escultor Pablo Serrano, a la pintora Juana Francés y al músico Joaquín Rodrigo. Porque, aunque se les pueda recordar por las salas de exposiciones y el auditorio que llevan sus nombres, no se ha cumplido el propósito y actividad inicial de alguna conmemoración periódica, ni se ha mantenido la relación con las instituciones que los representan. Y hay que insistir en que se trata de unos autores con creaciones aún muy vigentes, incluso con proyección universal y que, como vivieron y trabajaron en estos barrios, en alguna medida nos corresponde mantener y honrar su memoria.

Siempre puede haber motivos para ello; como incorporarse a la conmemoración del 20 aniversario de la muerte de Joaquín Rodrigo, difundir la reciente edición del catálogo razonado del escultor Pablo Serrano o tener la posibilidad de conocer mejor la vida y obra de Juana Francés, referente de vanguardia artística y convicciones humanistas.

Lo que fácilmente podría hacerse con algunas actuaciones de proximidad, al tiempo que se colabora en proyectarlo por todo Madrid.    

Confío en que este ruego sea atendido sin tardanza, pues me parece que en parte es de fácil cumplimiento, ya que tengo conocimiento del buen hacer y la diligencia de los funcionarios del Área de Cultura. Gracias anticipadas.

José Mª Carrascal, vicepresidente del Consejo Territorial.


  Votar:  
Resultado:0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos
  0 votos

Deje un comentario

Para dejar su comentario identifíquese o regístrese.