Los vecinos evitan la implantación de un huerto urbano en el Parque de los Pinos

En los primeros días del pasado mes de junio, la paz que se respira en el Parque de los Pinos, en pleno barrio de La Ventilla, se vio alterada por la presencia de una excavadora y de personal del Ayuntamiento que procedían a vallar una zona de este parque. Los vecinos que allí se encontraban en ese momento llamaron a la Policía Municipal, que se personó en el lugar y paralizó la obra, tras conocer de boca de los operarios municipales que estaban construyendo un huerto urbano.

Este mismo grupo de vecinos acudió a la sede de la Asociación Ventilla-Almenara, situada en la calle de los Geranios, 22, para informar de este hecho. A partir de ese instante, “nos pusimos en contacto con la Junta de Tetuán, donde nos comunicaron su desconocimiento respecto de estas obras, que eran competencia del Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid”, explican desde la asociación. Fue entonces cuando “contactamos con el responsable coordinador de los huertos urbanos del Ayuntamiento, Carlos de Mingo, con quien fijamos una reunión para tratar el tema”.

Tema zanjado

Sin embargo, antes de producirse esa reunión, en la mañana del 19 de junio se retomaron los trabajos para implantar el huerto, desatándose una situación de tensión entre vecinos y operarios, que se saldó con la mediación de representantes de la propia asociación y volviéndose a lograr que se detuviesen las obras.

Finalmente, ante el malestar vecinal, la deseada reunión se mantuvo el lunes 24 de junio en la sede de la propia AAVV Ventilla-Almenara, con la presencia de vecinos, mediadores de la asociación, los responsables de la ONG adjudicataria de la gestión del huerto y el coordinador de los huertos del Ayuntamiento: “Les trasladamos el daño que ocasionaba este proyecto a la integridad del parque y que era lugar de reunión diaria de muchos vecinos de la zona, que lo utilizaban para celebrar eventos, cumpleaños, meriendas, jugar a las cartas… y lo entendieron perfectamente”.

Además, se recogieron 300 firmas que la asociación vecinal pasó por registro en el Ayuntamiento el pasado 2 de julio, junto a un escrito en el que “trasladamos nuestra disconformidad con la implantación de un huerto urbano en el Parque de los Pinos, al tiempo que solicitamos la paralización de la obra iniciada y que se devolviese el parque a su estado anterior, así como que no se volviese a realizar ninguna obra sin consultar previamente a los vecinos que utilizan este espacio”.

Dicho y hecho. Hoy ya no hay rastro alguno de esa obra, ni intención de volver a retomarla, gracias a la actitud de los vecinos de la zona, que han conseguido que “su” parque siga como estaba, sin huerto urbano.


  Votar:  
Resultado:3,7 puntos3,7 puntos3,7 puntos3,7 puntos3,7 puntos
  12 votos

Deje un comentario

Para dejar su comentario identifíquese o regístrese.